La modificación en la normativa de demarcación territorial vizcaína posibilita la desanexión de Usansolo

Transcurridos dos años desde que las Juntas Generales de Bizkaia aprobarán la norma sobre demarcaciones territoriales, que impedía la creación de nuevos municipios, este martes la Diputación Foral aprobaba cambiar el reglamento. Una modificación que permitirá la constitución de nuevas localidades independientes de al menos 2.500 habitantes y en este sentido, la apertura a que el barrio de Usansolo pueda segregarse del municipio de Galdakao.

Además la modificación del documento incluirá la posibilidad de que los ayuntamientos convoquen consultas ciudadanas para que sea la ciudadanía la que se pronuncie sobre la alteración de los límites territoriales de su municipio. El diputado foral de presidencia, Unai Rementeria explicaba poner en manos de las Juntas Generales “un proyecto que sirve a todo el territorio, no solo a Usansolo”.

Y es que ahora deberán ser las Juntas Generales quienes ratifiquen la modificación de la norma. Además de tener una población de al menos 2.500 habitantes, el proyecto del Gobierno foral determina que tanto el nuevo municipio segregado como el original deberán ser financieramente sostenibles y contar con recursos suficientes para el cumplimiento de las competencias municipales.

Una vez conocida la noticia y conscientes de la oportunidad que les brinda esta modificación, los representantes de la plataforma Usansolo Herria se han mostrado satisfechos con la decisión adoptada por la Diputación Foral de Bizkaia. Para Mónica Mena, portavoz de la plataforma, la modificación podría abrir una vía legal para reivindicar el derecho por el que desde 1988 han luchado los vecinos y vecinas del barrio galdakoztarra. En este sentido ha subrayado todo el trabajo realizado hasta ahora por los vecinos de Usansolo y ha recordado la consulta celebrada el 23 de noviembre de 2014, cuando una amplia mayoría de participantes se mostró favorable a la segregación de Galdakao. No obstante, Mena ha expresado su preocupación por el hecho de que las Juntas Generales no ratifiquen esta legislatura el cambio normativo y haya que esperar hasta el siguiente mandato para hacer efectivo el acuerdo.

A las palabras de Mónica Mena se unen también las del Alcalde de Galdakao, Ibon Uribe. Para el máximo edil, el cambio de la norma foral es “un paso consecuente con el compromiso asumido por EAJ-PNV” de propiciar un proceso legal y transparente. Un proceso en el que, como alcalde, indica, defiende y defenderá también el respeto a los intereses legítimos del resto de Galdakao.

Compartenos con tus amigos/as

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies