sábado , 18 noviembre 2017

Cata analiza las fórmulas para iniciar la actividad en la planta basauritarra de Edesa

Cata, la empresa adjudicataria de los activos de Fagor Electrodomésticos, se encuentra analizando las dudas que surgen en torno a la actividad en la planta basauritarra de Edesa. En una entrevista concedida el martes en el programa El Dilema de ETB 2, el directivo de Cata, Francisco Martín explicó que una de las incertidumbres es que la planta de Basauri es un inmueble que ahora está en fase de liquidación y que hasta que la administración local no lo adjudique, no sabrán quién es el nuevo propietario de las instalaciones.

Por otro lado, en relación al segundo elemento, precisó que se encuentran analizando “qué producciones, qué proyectos y qué actividades pueden recuperar un nivel de competitividad suficiente”. Un asunto que según apuntó “estamos viendo encajar en el presupuesto de 2015”.

Tras admitir que en su oferta Cata dejó claro que había intención de generar un nivel de empleo determinado en Basauri, Francisco Martín no dio detalles sobre el posible plan de negocio para la planta de Edesa en Basauri y reconoció que a día de hoy están en una fase de análisis sobre los proyectos y actividades viables. Todo ello desde la perspectiva de los sindicatos, quienes según explicó Martín han pedido a Cata que tenga en cuenta una solución específica para Basauri.

Unas palabras que no aclaran el futuro de la planta basauritarra y que además se suman a las declaraciones de la Corporación Mondragón, que ya ha anunciado que no va a tender “de ningún modo” las demandas de Ordaindu (Fagor) y Eskuratu (Edesa). Los integrantes de ambas organizaciones reclaman la recuperación de los ahorros que despositaron en las cooperativas en concepto de aportaciones especiales, préstamos mercantiles y aportaciones voluntarias.

En este sentido, desde Mondragón aseguran que no pueden “de ningún modo” atender sus demandas alegando que se trata de peticiones ajenas a la naturaleza y realidad del grupo y para las que además, añaden, “no cuenta siquiera con competencias”. Además justifican esta decisión afirmando que han empleado “los instrumentos intercooperativos al máximo grado de su historia y al límite de los factible, contribuyendo a aliviar los excedentes de plantilla a través de las reubicaciones, solidarizando resultados o realizando aportaciones ordinarias y extraordinarias desde los fondos cooperativos”.


Compartenos con tus amigos/as

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies